miércoles, 12 de febrero de 2014

Vivimos en un mundo.



Vivimos en mundo donde la gente muere de hambre, donde los bancos son rescatados y las personas abandonadas, donde se valora más la belleza que la personalidad, donde somos dirigidos como marionetas colgando de hilos diciendonos como debemos ser y qué debemos hacer, donde se celebra el matar a un toro y donde se encierran a animales que son utilizados como atracciones.

Vivimos en un mundo donde miramos hacia otro lado, donde la avaricia, la envidia y el odio reinan. Donde se destruyen los bosques y se queman los árboles, donde se crean estereotipos y donde si te sales de lo corriente te llaman ''raro''.

Vivimos en un mundo donde el deporte es controlado por mafiosos y corruptos, donde las grandes empresas tienen más dinero que toda África entera. Vivimos en un mundo donde se lanzan misiles y se matan a niños, donde las mujeres no son respetadas, donde si sueñas te cortan las alas por pensar demasiado; donde no se ayuda, se mira. Donde ya poca gente ama de verdad y donde la mayoría de los ''te quiero'' no son sinceros.

Pero no todo es malo, también hay sonrisas que enamoran y miradas que dejan sin palabras, abrazos que dejan sin aliento y besos que son recordados. Hay corazones. Hay personas que te alegran los días y te logran sacar una sonrisa, hay amigos que son como hermanos y hay uniones que nunca se rompen. Hay distancia pero también hay sentimientos, hay ganas de vivir y hay ganas de soñar, hay días que simplemente merece la pena recordar.

2 comentarios:

  1. Esperemos que eso bueno se propague y gane terreno a la primera parte de tu escrito. Son buenas publicaciones como la tuya que propicien la reflexión y si me permites más de lo mismo, saludos!!!

    Pueblo de carne
    pueblo de masas
    pueblo de hambre
    es el mismo que veo hoy
    enterrado en losas para que no hable.

    Pueblo de huesos
    pueblo de arena y cemento
    arrumbados en silencio.
    Feos entierros cebados
    encerrados en candados, púas y clavos.

    Las voces que callaron
    son las voces de un pueblo
    ¡confiaron y creyeron!
    ¡pues al hoyo y al agujero que nos metieron!,
    feas acciones nos encontramos por humillaciones.

    Pueblo de hambre
    pueblo de gusanos
    somos los corderos degollados
    en pastos de lobos disfrazados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y yo también espero eso!! Bonito poema :)

      Eliminar